CajaDeAbismos

CajaDeAbismos

Mi blog articulado

EL NIÑO CON EL NÚMERO TATUADO

Foto @cajadeabismos

+ fotos Flickr

 

Por la mañana, después de desayunar, el  padre cogió un rotulador de punta gorda y  dijo a su hijo que le iba a hacer un dibujo muy chulo en el brazo. El niño se puso como loco, por una vez le permitían pintarse el brazo. El padre disfrutaba rotulando la piel tierna y blanca del niño, sabiendo que había sido previsor ante cualquier eventualidad. No sabemos si ese número afanosamente escrito en el brazo es una previsión o un augurio. Probablemente el niño viva asfixiado en un mundo ordenado por largos números. Un número sin espacios, inmemorizable, que solo decodificarán las máquinas y entenderán los que tienen y defienden el poder. Es más cómodo ser un número largo, uno se siente mejor ordenado. Y es mejor tenerlo tatuado y visible, de forma que el número sea nuestra segunda piel. Solo entonces el mundo funcionará con la admiración que suscita una máquina, sin prisa pero sin pausa, con movimientos limpios y precisos. El padre entrenaba sin saberlo a su hijo para un futuro probable, con la inocencia de un padre que cree más en un futuro lejano que un presente que resuelve el futuro a cada momento. Aquel día, mientras rotulaba la piel de su hijo, defendería con otros en calles y plazas el futuro de su hijo y de los hijos de los que le rodeaban, lo cuales no todos llevarían previsoramente tatuado un número en el brazo. 

 

Jose Aurelio Martín

 

Blog Stats

  • Total posts(14)
  • Total comments(6)

Forgot your password?